¿Piel sensible? ¡Te contamos cómo cuidarla en verano!

¿Piel sensible? ¡Te contamos cómo cuidarla en verano!

Cuando la temperatura sube, los niveles de humedad también suben repentinamente y el sol pega más fuerte, por lo que es necesario evaluar nuestra rutina de cuidado de la piel. Cuando hace mucho calor, además, la piel suele irritarse, brotarse con facilidad o enrojecer.

Para la mayoría de las pieles es útil evitar los perfumes, tintes y productos químicos agresivos. Y aunque no todas las pieles son iguales, el mejor camino es elegir productos especialmente formulados para cuidar la piel sensible.

Optá por Goicoechea Piel Sensible, que posee una innovadora fórmula con extractos naturales como el pepino y manzanilla, que generan una capa protectora ante los agentes dañinos, mientras humectan la piel de tus piernas durante todo el día.

Especialmente formulada para las pieles con tendencia a irritarse, los componentes de esta crema disminuyen visiblemente la aparición de arañitas y mejoran notablemente el aspecto de la piel seca dejándola más suave y saludable.

Cuidarse del sol es extremadamente importante en las pieles sensibles ya que los rayos UV pueden generar resequedad y mucha irritación. Si vas a tomar sol, evitá hacerlo entre las 11 a 16 horas y siempre recurrí a pareos, pantalones sueltos, faldas y protección solar. Y nunca te olvides de humectar tu piel y tomar agua para mantener el cuerpo hidratado y protegido.