¿Qué son y por qué se forman las varices?

¿Qué son y por qué se forman las varices?

De tonos azulados, violetas y rojizos y a menudo dolorosas, las várices se producen cuando las venas se agrandan, se dilatan y se llenan demasiado de sangre. Frecuentemente aparecen a partir de los 30, con fuerza en los 50, sobre todo en los costados de las caderas y en la parte inferior de las piernas.

Si ya tenés algunas várices, querés prevenir su aparición y cuidar tu piel al máximo, Goicoechea te brinda toda la info para que puedas disfrutar de unas piernas saludables.

Cuando la circulación en el organismo no es buena y las venas no están funcionando correctamente, aparecen las várices. “Las venas tienen válvulas unidireccionales que impiden que la sangre fluya hacia atrás. Cuando estas válvulas fallan, la sangre comienza a acumularse en la vena en lugar de continuar hacia el corazón. Las venas varicosas afectan a menudo a las piernas, ya que son el más alejado del corazón y la gravedad hace que sea más difícil para que la sangre fluya hacia arriba”, explica el portal de salud Health Line.

Las causas principales de la formación de várices son: las condiciones de la válvula cardíaca crónica, que suelen ser congénitas, el embarazo, la menopausia, estar de pie o en una misma posición mucho tiempo, realizar presión de un lado del cuerpo, el tabaco y la obesidad, entre otras.

En algunos casos pueden venir acompañadas de sensación de pesadez, dolor, picazón, hinchazón, decoloración o úlceras alrededor de los tobillos. Para prevenir y disminuir las várices, Goicoechea te aconseja:

  • Evitar estar de pie durante períodos prolongados de tiempo
  • Evitar la exposición excesiva al sol
  • Evitar perder peso de manera brusca
  • Realizar ejercicios para mejorar la fuerza de las piernas
  • Abstenerte de cruzar las piernas durante períodos prolongados de tiempo
  • Elevar las piernas cuando estés descansando o durmiendo. Aún más si ya tenés várices
  • Evitar las duchas demasiado calientes
  • Usar Crema Goicoechea Árnica que cuenta con extractos naturales como el Castaño de Indias, la Centella Asiática y el Mentol. Esta combinación favorece la circulación sanguínea, alivia la hinchazón y la pesadez de las piernas y ayuda a mejorar visiblemente la piel. Su ingrediente principal, la flor de árnica es rubefaciente y antiinflamatoria. Aplicala con la piel limpia para brindarle a tus piernas la calma, suavidad y la humectación que necesitan

Si sentís mucho dolor, no dudes en consultar a tu médico de confianza para que pueda realizar un diagnóstico en profundidad.