Menos sal, menos piel de naranja

Menos sal, menos piel de naranja

Quizás no lo sabés y todos los días, entre cremas anticelulitis y clases de spinning, inconscientemente sazonás todas tus comidas con una cantidad de sal digna del mar.

¿Por qué la sal es mi enemiga si quiero eliminar la piel de naranja? Porque cuando consumís más sal de la que tu cuerpo necesita, automáticamente tiene que concentrar todos los líquidos para disolverla.

Sí, entendiste bien: la sal en exceso te causa retención de líquidos y éste inflama tus tejidos provocando tejido adiposo, también conocida como la maldita celulitis.

Pero no es necesario que elimines tu consumo de sal a 0 sólo para cuidarte de la celulitis. Con simplemente saber que es un factor que ayuda a que la piel de naranja aflore es suficiente. SAzoná medidamente.

Por otro lado también podés descubrir otros aderezos que hasta hoy te pasaron desapercibidos, limitados por el reinado de la sal. El jugo de limón, el ajo o el perejil son grandes aliados del sabor y no tienen ese indeseado efecto en tu piel.

Finalmente siempre recordá que la aplicación de cremas especializadas. Te recomendamos las que posean en sus ingredientes centella asiática -un anticelulítico que protege el tejido vascular, mejora tu circulación y ayuda a producir colágeno- y cafeína- quema las grasas y mejora la circulación- como Goicoechea Anti-Celulitis.

Compra en ML