Nutrí­ y rejuvenece tus piernas con aceite de karité

Nutrí­ y rejuvenece tus piernas con aceite de karité

Proveniente del fruto del árbol de karité, su aceite es usualmente utilizado no sólo para cocinar, sino también para la piel y el organismo.

Su nombre se debe a su descubridor, el escocés Mungo Park del siglo XVII que fue quien primero lo introdujo en Occidente.

En África se usa desde tiempos antiguos por su composición nutritiva. En Europa, tanto el aceite como la manteca de karité se usa en muchas preparaciones cosméticas por ser rica en vitaminas.

El aceite de karité evita la deshidratación y protege al organismo de agresiones externas como el sol, el viento y los cambios bruscos de temperatura.

Además, ayuda a la regeneracián de la piel, calma las pieles irritadas siendo uno de los más efectivos que existen en la naturaleza junto al aloe vera.

Es por estas razones que los mejores deportistas usan al aceite de karité para suavizar los dolores y los callos en las rodillas, los talones y los dedos de los pies. Ayuda a la pronta recuperación del músculo ya que mejora el drenaje y la eliminación de toxinas.

Para pieles delicadas, el aceite de karité también es muy útil ya que al ser tan hidratante, es intenso y duradero. Aporta su alto contenido de vitamina F que es vital para mantener fuertes las membranas celulares de la piel. Aquellas pieles que se suelen irritar o enrojecer con facilidad, el aceite de karité las ayuda a renovarse.

Compra en ML