¿Cómo cuidar mi piel durante el invierno?

A partir de la partida del calorcito y la llegada de las bajas temperaturas, la piel del cuerpo se tapa de ropa y pasa a segundo plano.

Durante el verano nos preocupamos por la celulitis, la firmeza y las estrías… Pero, ¿y el invierno? Aunque no mostremos tanto la piel de nuestro cuerpo, también hay que cuidarla y protegerla de las agresiones que esta temporada del año puede ocasionarle.

Quienes padecer resequedad en la piel saben lo importante que es prevenirla ya que la falta de humedad -característica del frío- es una de sus principales causas.

La piel reseca es un fenómeno que se caracteriza por la pérdida de la humectación y oleosidad de la epidermis. Esto desencadena irritaciones, rojeces y comezón en la zona donde tu piel se ve afectada.

Manos, brazos, tobillos, abdomen e incluso las piernas son lugares donde la resequedad puede atacar. Si bien en un principio puede no ser un problema y sólo se siente un poco de aspereza en la piel, luego puede devenir en agrietamiento o dermatitis.

Es por esto que resulta fundamental reforzar los cuidados durante el invierno y no dejarse estar.
Junto a Gocioechea, conocé algunos tips que tenés que tener en cuenta para pasar los días más fríos con una piel saludable y humectada:

- Evitá las duchas largas y con agua demasiado caliente. Esta práctica atenta contra los aceites naturales de la piel y la deshidrata. Baños de 5 a 10 minutos y con agua tibia son lo ideal.

- Secá la piel con golpecitos. Pasar al toalla muy fuerte o raspando la epidermis puede lastimarla y hacerla más propensa a la resequedad.

- Al momento de limpiar la piel aprovechá productos humectantes. Jabones y limpiadores faciales, si son sin fragancia e hidratantes, mejor.

- Humectación, humectación, humectación. La clave está en utilizar cremas especialmente diseñadas para la piel durante estos períodos especialmente secos. Hidratá tu piel al menos dos veces por día, reforzá la aplicación por la noche y siempre esperá tres a cinco minutos que el producto se absorba correctamente.

- Hidratate desde “adentro”. Tomá al menos 2 litros de agua diarios para garantizarle a tu piel la humectación que necesita para estar saludable.

contanos tu opinión

nombre

E-MAIL (no será publicado)

COMENTARIO

últimas notas

Cuáles son los signos de la mala circulación

4 causas más comunes de la celulitis

Los increíbles beneficios del árnica

Cómo mejorar la flexiblidad de tus piernas

Por qué los ejercicios en el agua mejoran tus piernas

más leídas

Descubrí los beneficios del té verde para tus piernas
Combatí la celulitis rápido: 3 rutinas de ejercicios
Dale pelea a la celulitis
Ejercicios exprés: tu cuerpo en forma en sólo 15 minutos
7 alimentos contra la celulitis
descubrí más productos