Runners: corré por tus piernas

Si quieres empezar a cuidar tu cuerpo o simplemente retomar la actividad física, el “running” (forma en la que hoy se denomina a salir a correr) es una muy buena primera opción.

Fácil y versátil de realizar, se adapta a cualquier espacio, cuerpo y edad. Y además, resulta un excelente entrenamiento para cualquier otro deporte que se quiera practicar como fútbol, tenis o básquet.

No se necesita mucho presupuesto para comenzar a realizarlo ya que es mucho más económico que otras disciplinas. Las áreas más comunes son los bosques, los parques, las playas o simplemente, la vuelta a la manzana.

Sus beneficios no solamente se notan en el cuerpo, específicamente en las piernas sino también en la mente. Los corredores expertos aseguran que es "la mejor terapia" ya que resulta una gran liberación el correr.

"Salir durante una hora significa pensar lo que uno quiera, sin teléfono, sin mails, sin televisión, sin radio. A mí me cambió la vida”, relata Santiago García en su libro “Correr para vivir, vivir para correr”.

Al transpirar, uno libera endorfinas que lo ayudan a tener un mejor humor y más energías para arrancar el día. Para empezar, sólo se necesita ganas. Si ya las tienes, ¡seguí estos tips de Goicoechea y empezá tu entrenamiento!

1- Visitá al médico para hacerte un chequeo de rutina y verificar que tu cuerpo está apto para realizar este tipo de ejercicio. Es fundamental revisar el estado de tu corazón antes de arrancar para conocer tus límites y poder preparar tu rutina.

2- Empezá corriendo de 10 a 15 minutos de 2 a 3 veces por semana, siempre estirando y calentando los músculos antes y después de cada vez la mitad del tiempo que hayas corrido. Por ejemplo, por 10 minutos de carrera deberás calentar 2 o 3 minutos y luego, al finalizar, estirar también 2 o 3 minutos. Parece un pequeño lapso de tiempo pero esto permitirá que tu cuerpo entre en calor y no haga un mal esfuerzo.

3- Es recomendable correr por superficies de tierra, arena o pasto ya que es mejor para tus rodillas. El rebote contra la vereda o el asfalto es mayor y puede dañarlas con el paso del tiempo.

4- A medida que vayan pasando las semanas podés ir aumentando el tiempo y alternando las velocidades.

5- Es mejor practicar a la misma hora del día ya que el cuerpo se acostumbrará a rendir en esos momentos. Para arrancar, la mañana es ideal ya que ayuda a activar todo tu sistema y poder arrancar la jornada a pleno. Para sesiones más fuertes, elige la tarde ya que tendrás más tiempo después para recuperar fuerzas.

6- La vestimenta es fundamental para un mayor rendimiento. Una remera adecuada, unas calzas o un short ajustado y unas buenas zapatillas son ideales. Cuando más ligeras sean, mejor.

7- Después de una práctica intensa es hora del relax. Hacé ejercicios de estiramiento para evitar dolores. Después de un buen baño, masajeá tus músculos con tu crema Goicoechea. Su efecto relajante y refrescante es el complemento ideal para después del ejercicio físico.

contanos tu opinión

nombre

E-MAIL (no será publicado)

COMENTARIO

últimas notas

Cuáles son los signos de la mala circulación

4 causas más comunes de la celulitis

Los increíbles beneficios del árnica

Cómo mejorar la flexiblidad de tus piernas

Por qué los ejercicios en el agua mejoran tus piernas

más leídas

Descubrí los beneficios del té verde para tus piernas
Combatí la celulitis rápido: 3 rutinas de ejercicios
Dale pelea a la celulitis
Ejercicios exprés: tu cuerpo en forma en sólo 15 minutos
7 alimentos contra la celulitis
descubrí más productos